Saltar al contenido
Ventana Mágica

La leyenda de Cronos

Cronos

  Muchos piensan que lo primero que surgió en la mitología griega fueron los dioses, pero no es así, antes de ellos se dice que vivieron los Titanes quienes eran doce en total: Ponto, Océano, Febe, Mnemósine, Ceo, Crío, Rea, Hiperión, Tea, Temis, Tetis y Cronos de quien hablaremos el día de hoy para conocer la historia de una familia disfuncional que dio origen a múltiples generaciones de poderosos y populares dioses en la mitología griega.

El mito de Cronos.

Cronos

Urano era la representación del cielo, junto con Gea representada por la tierra procreó a los Titanes, las Titánides, los Hecatónquiros monstruos de 100 brazos y 50 cabezas y a los Cíclopes monstruos con solo ojo.

Urano se avergonzaba de su descendencia y decidió encerrar a todos sus hijos en el Tártaro, una prisión para Titanes en el inframundo, causándole un gran sufrimiento a Gea que amaba a todos sus hijos, ella organizó una revuelta para que los Titanes se revelaran en contra de su padre, llamado al que solo el más joven llamado Cronos atendió.

Cronos enfrentó y destronó a su padre, usando una guadaña como arma lo castró y lanzó los testículos al mar, lo encerró en el Tártaro junto a los Cíclopes y los Hecatónquiros. De la sangre derramada por Urano surgieron los gigantes, unos hombres muy grandes e increíblemente fuertes, las Erinias o también conocidas como las furias, mujeres con serpientes en lugar de cabello que lloraban sangre y eran encargadas de castigar a los criminales en vida, las Melias que fueron las primeras Ninfas y Afrodita la diosa del amor.

Cronos

Tras derrotarlo Cronos tomó el trono de su padre encerró a las bestias creadas desde la sangre de Urano y se casó con su hermana Rea. Durante su reinado las leyes no eran necesarias ya que la moralidad era la norma, todos hacían lo correcto y vivían en paz. Con Rea procreó a los primeros dioses del Olimpo, Hestia, Deméter, Hera, Hades y Poseidón, pero por temor a una profecía del Oráculo que decía que uno de sus hijos lo derrocaría como él hizo con su padre, se los comía apenas nacían.

Cuando Zeus su sexto hijo nació Rea para salvarlo lo envió en un águila a la Isla de Creta donde fue criado por una ninfa llamada Adamantea, lo colgó en un árbol ya que Cronos gobernaba sobre el cielo y la tierra, estando el niño suspendido entre los dos elementos su padre no sabría de su existencia. En lugar del bebé Rea entregó a Cronos una piedra envuelta en lienzos que se tragó sin dudar, de esta manera pudo salvar a Zeus.

Cronos

Al crecer Zeus se hizo el más fuerte de los dioses se enfrentó a su padre y le hizo regurgitar de sus hermanos con un veneno que le dio su abuela Gea, a partir de allí se desató una guerra entre dioses y Titanes llamada la Titanomaquia que duró diez años. Zeus liberó a los Hecatónquiros y a los Cíclopes quienes lucharon con él y en agradecimiento hicieron para Hades un casco que lo hacía invisible, dieron a Poseidón un tridente y a Zeus poderosos rayos, con estas armas vencieron a su padre y después se repartieron el mundo de los muertos, los mares y los cielos respectivamente.

Cronos

La historia de Cronos es una de las elementales en la mitología griega por ser la base de todos los demás mitos, pasó a la posteridad como el despiadado devorador de hijos y como dios de las cosechas, pues nada tiene que ver Crono el dios del tiempo.

Fue inmortalizado en el arte por varios artistas como Giorgio Vasari, Rubens y Francisco de Goya, en la actualidad está representado en Marvel por Ego el planeta viviente que también devora a sus hijos, podemos encontrarlo además en el videojuego God of War 3 como uno de los jefes que hay que derrotar y en la serie Ataque a los Titanes.