Saltar al contenido
Ventana Mágica

El mito de Hércules

Hércules

 Hércules es una película animada de Disney que data de año 1997, es la favorita de muchos por sus personajes carismáticos, imágenes coloridas y canciones alegres, pero la verdadera historia que la originó es mucho más oscura que lo podríamos imaginar al ver la animación.

Está basada en un relato de la mitología griega que narra el nacimiento y vivencias del semidiós Heracles, la diferencia en el nombre se debe a que en la mitología romana lo llamaron Hércules y continuaremos llamándolo de esa forma en este artículo para hacer referencia a la película y comprarla con el mito.

Las diferencias entre ambas historias son abismales y hoy las descubriremos, como por ejemplo puedo decir que el villano no fue Hades, sino la diosa Hera, que en la película era su madre pero en la leyenda era su peor enemiga. Como de costumbre la mitología griega nos trae fragmentos literarios con altos niveles de violencia, conflictos familiares y pasionales, como la de Hércules no podía ser la excepción en esta ocasión comeremos la versión original.

Hércules

Hércules.

HérculesZeus el rey de los dioses decide bajar un día a la tierra para enamorar a una mortal llamada Alcmena, que estaba casada con Anfitrión quien era rey de Micenas. Para estar con la mujer Zeus hizo que una noche durara tres días y producto de la unión queda embarazada; cuando Hera supo de la infidelidad de su esposo Zeus, hace que el embarazo de Alcmena dure por muchos meses más del período natural, como pasaba el tiempo y no daba a luz volvió a quedar en embarazo, pero esta vez de su esposo.

Cuando nacieron los dos bebés a los que llamaron Ificles y Hércules, para saber cuál de los dos era su hijo Anfitrión lanzó dos serpientes en la cuna de los niños, Ificles lloró asustado y Hércules tomó a las serpientes y las mató. Para acabar con la vida del pequeño semidiós Hera envía a la tierra dos dragones, como es de esperar Hércules los asesinó sin piedad.

HérculesAmbos niños crecen y se hacen jóvenes muy sanos, pero Hércules destaca por su fuerza sobrenatural, oscurecida por una maldición hecha por Hera que lo volvía iracundo por absolutamente todo. Un día mientras recibía clases de música recibió un llamado de atención por parte de su maestro de lira, Hércules desató su ira sobre él y lo mató golpeándolo en la cabeza con el instrumento musical.

Anfitrión al ver que el adolescente era un salvaje decide separarlo de su hermano y lo lleva al campo para que se dedique criar cabras, allí conoce a un pastor que le enseña el oficio y además a usar el arco y las flechas. Hércules sigue haciéndose mayor y cada vez más fuerte, entre sus muchas proezas estuvo la de matar al León de Citerón, recibiendo como recompensa la mano de la princesa de Tebas llamada Mégara.

Producto de la maldición de Hera, Hércules mató a su esposa e hijos, arrepentido de sus actos decide dejar todo a atrás para internarse en las montañas, en el camino se encontró a su hermano Ificles, quien le recomienda que visite al oráculo de Delfos para encontrar la paz que tanto busca. El oráculo le indica a Hércules que para redimirse debe hacer doce trabajos para uno de sus más grandes enemigos, su primo Euristeo quien le había arrebatado el trono de Micenas. Hércules tratando de controlar su odio en contra de Euristeo acude ante él para conocer cuáles serán esas doce tareas, las cuales eran:

  1. Matar al león de Nemea.
  2. Matar a la hidra de Lerna.
  3. Capturar la cierva de Cerina.
  4. Capturar el jabalí de Erimanto
  5. Limpiar los establos de Augías en un día.
  6. Matar a las aves de Estínfalo.
  7. Capturar el toro de Creta.
  8. Robar las yeguas de Diomedes.
  9. Robar el cinturón de Hipólita.
  10. Robar el ganado de Gerión.
  11. Robar las manzanas del Jardín de las Hespérides.
  12. Capturar a Cerbero y sacarlo del Inframundo.

Fuente de la cita.

Hércules

Una vez culminados los trabajos los pecados de Hércules fueron expiados, entonces luego conoce a una princesa llamada Íole, él pide al rey la mano de su hija para casarse con ella pero le fue negada, Hércules se retira de la ciudad después de este rechazo, luego descubren que las yeguas más valiosas para el rey fueron robadas y el rastro de las huellas condujo al príncipe Ífito hasta la casa de Hércules, quien afirmaba haberlas comprado a un viajero. El príncipe no creyó la historia y exigió las yeguas de vuelta, Hércules que era bastante irritable mató a Ífito lanzándolo al vacío.

Hércules arrepentido de haber cometido el mismo error una vez más, vuelve al oráculo de Delfos y para conseguir el perdón, la pitonisa le asigna una misión que consiste en servir como esclavo durante tres años, la reina de Lidia llamada Ónfale pagó el precio que colgaba del pecho de Hércules, pasados tres años de su trabajo como sirviente Hércules terminó enamorándose de su ama y casándose con ella.

Hércules

El tiempo continúa su paso y durante un viaje que realiza Hércules a Calidonia conoce a Deyanira, quien estaba comprometida en matrimonio con el temible dios río, para casarse con ella Hércules lo reta y se enfrenta a él en una fuerte batalla que logra ganar, se casa con Deyanira y la convierte en su tercera esposa.

Luego de la boda la mujer recibe un recado de su hermano quien la invita a su casa para conocer a su esposo, durante el viaje deben cruzar el río Euneo, el Centauro Neso se ofrece a ayudarla a cruzar, pero en lugar de eso la rapta e intenta abusar sexualmente de ella. Hércules quien miraba desde el otro lado del río disparó una flecha e hirió de muerte al Centauro, estado a punto de morir le dice a Deyanira que tome un poco de su sangre y la use como una poción de amor cuando la necesite, la mujer guarda la sangre y continúa el viaje con su esposo.

 Hércules entra en guerra con el pueblo de Íole y tras salir victorioso del conflicto secuestra a la reina y la lleva a hasta su palacio, estando en el mismo lugar con la anterior esposa de su marido Deyanira sentía mucha desconfianza, así que se le ocurre usar la sangre del Centauro untada en la túnica de Hércules para evitar perder su amor. Cuando Hércules se pone la vestimenta la sangre del Centauro comienza a quemarle la piel, abrazándolo como llamas de fuego, aunque las quemaduras no lo matan porque es un semidiós, la agonía es tan dolorosa que pide ser asesinado; al ver la desgracia que ocasionó Deyanira decide suicidarse.