Saltar al contenido
Ventana Mágica

Los espíritus de la Naturaleza | Literatura mágica

Nature Spirits

Hoy quiero hablarles de un libro que tuvo un gran impacto en su época llamado “Los espíritus de la Naturaleza”, fue el primero en exponer una clasificación organizada de todos los seres elementales de la naturaleza. Con este libro entre manos conoceremos la mágica mirada de los seres invisibles en una obra literaria muy especial que influyó en grandes personalidades de la historia.

Los espíritus de la Naturaleza, una evolución aparte.

Los espíritus de la Naturaleza.Su autor Charles Webster Leadbeater fue un influyente miembro de la Sociedad Teosófica y uno de los escritores ingleses más desacatados, por sus libros relacionados con los misterios del universo y del ser humano. En este libro Leadbeater hace un análisis sobre los seres elementales a partir de su conocimiento y experiencia, a pesar de ser un libro muy corto de apenas 78 páginas es realmente interesante de leer.

Es conocido sobre todo por su esquema de clasificación para una gran cantidad de seres al que llama el gráfico de la evolución de la vida, en esta clasificación el autor agrupa a todo tipo de seres en función del elemento con el que están más vinculados, tomando como base la clasificación que hizo siglos antes Paracelso en su obra “El libro de las ninfas, los silfos, los pigmeos, las salamandras y los demás espíritus”.

La idea de clasificar es un concepto totalmente racional, por lo que nombrar y catalogar a los seres mágicos es una tarea complicada. El análisis de Leadbeater es interesante, pero no coincido con su teoría de la evolución, ya que intenta jerarquizar la naturaleza y en mi opinión todos somos uno, no hay seres inferiores o superiores, tampoco hay mejores o peores, simplemente cada uno tiene una misión única, irrepetible e indispensable.

Todos en esencia somos iguales, fractales de un mismo espejo y lo que vemos en los demás no es más que el fiel reflejo de lo que somos y lo que tenemos dentro de nosotros, por eso no coincido con su teoría de la evolución, pero creo que es interesante conocerla para poder generar una opinión crítica y tener una perspectiva general sobre el tema.

 

Geoffrey Hodson (el hombre que veía a las Hadas) y C. W. Leadbeater eran muy amigos, juntos intentaron hacer un análisis sobre el famoso caso de Las hadas de Cottingley”, curiosamente el hecho de que Leadbeater tratara este tema desde el punto de vista psíquico-evolucionista permitió despejar el camino para que este caso fuera socialmente aceptado.

El libro los espíritus de la Naturaleza aborda dos temas muy importantes, el primero de ellos explica que los seres elementales nunca podrán convertirse en humanos, obviamente hace referencia a la creencia popular proveniente de los cuentos de hadas cuando indica que al evolucionar un ser elemental puede convertirse en humano.

El otro tema que trata es el supuesto odio que sienten los elementales por los seres humanos, por todo el daño que hacemos a la naturaleza, si bien es cierto que hemos hecho y seguimos haciendo un gran daño a la naturaleza, los seres mágicos no nos odian por ello, ya que el odio es un sentimiento humano. Ellos simplemente dudan si siguen existiendo humanos conectados con el mundo natural como los había antiguamente.

En este momento que estamos viviendo de plena reconexión con la naturaleza es momento de hacerles saber que estamos aquí y queremos vivir en armonía, si los reconocemos como son ellos sabrán que nos importan y que estamos juntos en la preservación la naturaleza, no es sencillo pero debemos dar ese paso como una prueba de fe.

Si bien es cierto que en este libro hay información relevante muy interesante, lo recomiendo leer desde el punto de vista histórico para conocer una obra de gran impacto en su época que influyó en grandes personalidades e inspiró la escritura de otras obras. Quiero finalizar esta reseña con un fragmento de libro:

Nos conviene conocer a los espíritus de la naturaleza, no solo por la influencia que en nosotros ejercen, sino porque al comprender una línea de evolución tan distinta a la humana se extiende nuestra mente y reconocemos que el mundo no existe para nosotros solos, que nuestro punto de vista no es único ni el más importante. C. W. Leadbeater.

Los espíritus de la Naturaleza.